Bodegas Hermanos Torcal

Aromas del Pilar

Dulzor inolvidable que se quiere compartir. 

“Es una asignatura pendiente poner en valor las mistelas de Garnacha en Aragón. Este es uno de esos vinos que recuperan una tradición centenaria y lo hacen de manera noble y genial. Su densidad y color profundo dejan intuir un vino de aromas de fruta concentrada, mermelada y violetas, con toques de tomillo y romero. En la boca es dulce y jugoso, sin ser empalagoso. Uno de esos vinos inolvidables que siempre se quiere compartir”