grandes vinos

 

Anayón Garnacha

Elegancia y calidad, con volumen y cuerpo.

“Quizá es uno de esos vinos explosivos que no dejan indiferente pero que, cuando se deja domar por una copa amplia que permita su oxigenación, comienza a expresar su pureza y finura. Es un vino de intenso aroma a cereza pura, madura y jugosa que expresa la garnacha vieja, donde la barrica nueva de calidad no se oculta y ambos compiten por sobresalir. Cuando el vino se oxigena, ambos se unen mostrando una maravillosa elegancia y calidad, con volumen y cuerpo”