“Referente de la cocina

del Bajo Aragón”

 

El restaurante Meseguer de Alcañiz tiene mucha historia, pero también presente y futuro, que vienen marcados por su capacidad para adaptarse a los tiempos actuales sin perder su esencia de cocina tradicional. Más de 60 años contemplan su trayectoria y la condición de restaurante de referencia del Bajo Aragón, donde la cuchara y los guisos están muy presentes en recetas como judías con perdiz, estofado de rabo de toro o cocochas al pil pil. Y todo ello sin renunciar a elaboraciones más novedosas como canelones de bogavante.

Estos son algunos de los platos que suelen aparecer en el menú degustación, el que mejor refleja su trayectoria y la apuesta por ingredientes de cercanía como jamón de Teruel, ternasco de Aragón, borraja o trufa negra. Pero, sin duda, su producto estrella son las ciruelas al Armagnac, que tienen tanta historia como el propio restaurante. Combinadas con tarta de queso y helado de leche merengada con orejones, son una auténtica delicia.

RABO DE TORO ESTOFADO, CON REDUCCIÓN DE GARNACHA

 

 

“Referente de la cocina del Bajo Aragón”

 

El restaurante Meseguer de Alcañiz tiene mucha historia, pero también presente y futuro, que vienen marcados por su capacidad para adaptarse a los tiempos actuales sin perder su esencia de cocina tradicional. Más de 60 años contemplan su trayectoria y la condición de restaurante de referencia del Bajo Aragón, donde la cuchara y los guisos están muy presentes en recetas como judías con perdiz, estofado de rabo de toro o cocochas al pil pil. Y todo ello sin renunciar a elaboraciones más novedosas como canelones de bogavante.

Estos son algunos de los platos que suelen aparecer en el menú degustación, el que mejor refleja su trayectoria y la apuesta por ingredientes de cercanía como jamón de Teruel, ternasco de Aragón, borraja o trufa negra. Pero, sin duda, su producto estrella son las ciruelas al Armagnac, que tienen tanta historia como el propio restaurante. Combinadas con tarta de queso y helado de leche merengada con orejones, son una auténtica delicia.

RABO DE TORO ESTOFADO, CON REDUCCIÓN DE GARNACHA