“Tradición y evolución

de Aragón a la mesa” 

 

Cocina aragonesa diseñada a partir de productos de calidad, inspirada en la tradición pero actualizada a los nuevos gustos de la clientela. Así es como hoy se disfruta a la mesa en el restaurante La Rebotica de Cariñena, alrededor de recetas como la lasaña de morcilla, que de alguna forma es uno de los mejores ejemplos de esta evolución.

Pero La Rebotica es mucho más. Sus salones invitan a una estancia tranquila, sin prisas, donde poder disfrutar de la amplia variedad de vinos de Cariñena. Casi podría decirse que este restaurante es uno de los mejores embajadores de la denominación de origen vitivinícola.

Lo más nuevo es su apuesta por la trufa de la comarca en sus distintas versiones, que Clara Cros Lacal traduce en exquisitos platos. Merece la pena acercase a probar recetas como flan de foie, trufa y manzana; borrajas, setas, patata y trufa, o el dulce colofón en forma de brownie de chocolate blanco y trufa.

FLAN DE FOIE, TRUFA

Y MANZANA

 

 

“Tradición y evolución

de Aragón a la mesa”

 

Cocina aragonesa diseñada a partir de productos de calidad, inspirada en la tradición pero actualizada a los nuevos gustos de la clientela. Así es como hoy se disfruta a la mesa en el restaurante La Rebotica de Cariñena, alrededor de recetas como la lasaña de morcilla, que de alguna forma es uno de los mejores ejemplos de esta evolución.

Pero La Rebotica es mucho más. Sus salones invitan a una estancia tranquila, sin prisas, donde poder disfrutar de la amplia variedad de vinos de Cariñena. Casi podría decirse que este restaurante es uno de los mejores embajadores de la denominación de origen vitivinícola.

Lo más nuevo es su apuesta por la trufa de la comarca en sus distintas versiones, que Clara Cros Lacal traduce en exquisitos platos. Merece la pena acercase a probar recetas como flan de foie, trufa y manzana; borrajas, setas, patata y trufa, o el dulce colofón en forma de brownie de chocolate blanco y trufa.

FLAN DE FOIE, TRUFA

Y MANZANA