Bodega San Valero

 

 

C O L EC C I Ó N   P R E M I U M   2 0 2 1

Bodegas San Valero

Tradición e innovación durante más de 75 vendimias
Bodegas San Valero

Como las vides que cultiva, Bodega San Valero, perteneciente a la Denominación de Origen Protegida Cariñena, ha ido creciendo, ahondando sus raíces y presume de su vinculación al territorio. Javier Domeque, responsable de Marketing, señala que las señas de identidad que han definido la bodega desde su creación son “la tradición, innovación constante y el respeto por la calidad para elaborar los mejores vinos posibles con cada cosecha”.

Desde su mismo nombre, Bodega San Valero recuerda su origen entre los agricultores del territorio, cuando en 1944 se unieron 66 socios para competir en el mercado del vino. Actualmente, es la mayor cooperativa de Aragón y la más antigua, suma 500 socios y 4.000 hectáreas de viñedo y supone el 30% de la producción
de la D.O.P. Cariñena. Además, en 1962 fue la segunda bodega en España en introducir el embotellado industrial y actualmente
produce 11 millones de botellas, con ventas en 45 países, desde Canadá a China y desde Rusia a Brasil.

Una expansión que ha ido pareja al trabajo para llevar a sus distintas marcas “la identidad de la zona, con lo que le aporta el cierzo, las piedras y el terruño” y conseguir “potenciar el carácter varietal de uva”, destaca Javier Domeque.Con estos objetivos, la bodega fue también pionera en introducir la vendimia controlada,
estableciendo parámetros de calidad en las cosechas ya en 1983, y en 2013 introdujo la vendimia seleccionada.

Así, a la inicial Bodega San Valero se han ido sumando otras tres (además de Gran Ducay inscrita en la D.O.P. Cava desde 1985, otro característico producto de la bodega). Tierra de Cubas, creada en 2007, elabora los vinos de la más alta calidad y prestigio internacional. Bodega Particular ofrece desde 2014 una gama de vinos de producción limitada, inspirada en los antiguos viticultores, cuando separaban vino para su consumo privado.

La última incorporación al grupo ha sido Bodega Verde, que en 2020 sumó una línea de vinos ecológicos, tras la adecuación de
terrenos y bodegas para conseguir la certificación del Comité Aragonés de Agricultura Ecológica. Con 310 hectáreas, se trata del mayor viñedo ecológico de Aragón, ahondando en el cuidado medioambiental como una de las grandes apuestas de futuro.

Por su parte, la bodega originaria reúne las marcas más conocidas y populares de San Valero, como Don Mendo, Monte Ducay o Marqués de Tosos,

así como vinos de autor, como 8.0.1, que nació en 2004 para celebrar su 60 aniversario.

Solo en los últimos cinco años, la calidad de toda esta gama ha sido reconocida con más de cien premios y medallas en concursos internacionales como Garnachas del Mundo, resaltando que es la bodega de la D.O.P. Cariñena más laureada con su uva más característica, la garnacha. También reconocidos críticos especializados como James Suckling han aplaudido los vinos de San Valero.

Tras celebrar en 2020 sus 75 vendimias, la bodega sigue trabajando en su expansión y en los nuevos retos del mercado. “Como se ha ido haciendo desde los orígenes, porque sabemos elaborar vinos y siempre con la misma vinculación al territorio”, resalta el responsable de Marketing.

Bodega San Valero

 

 

C O L EC C I Ó N   P R E M I U M   2 0 2 1

Bodegas San Valero

Tradición e innovación durante más de 75 vendimias
Bodegas San Valero

Como las vides que cultiva, Bodega San Valero, perteneciente a la Denominación de Origen Protegida Cariñena, ha ido creciendo, ahondando sus raíces y presume de su vinculación al territorio. Javier Domeque, responsable de Marketing, señala que las señas de identidad que han definido la bodega desde su creación son “la tradición, innovación constante y el respeto por la calidad para elaborar los mejores vinos posibles con cada cosecha”.

Desde su mismo nombre, Bodega San Valero recuerda su origen entre los agricultores del territorio, cuando en 1944 se unieron 66 socios para competir en el mercado del vino. Actualmente, es la mayor cooperativa de Aragón y la más antigua, suma 500 socios y 4.000 hectáreas de viñedo y supone el 30% de la producción
de la D.O.P. Cariñena. Además, en 1962 fue la segunda bodega en España en introducir el embotellado industrial y actualmente
produce 11 millones de botellas, con ventas en 45 países, desde Canadá a China y desde Rusia a Brasil.

Una expansión que ha ido pareja al trabajo para llevar a sus distintas marcas “la identidad de la zona, con lo que le aporta el cierzo, las piedras y el terruño” y conseguir “potenciar el carácter varietal de uva”, destaca Javier Domeque.Con estos objetivos, la bodega fue también pionera en introducir la vendimia controlada,
estableciendo parámetros de calidad en las cosechas ya en 1983, y en 2013 introdujo la vendimia seleccionada.

Así, a la inicial Bodega San Valero se han ido sumando otras tres (además de Gran Ducay inscrita en la D.O.P. Cava desde 1985, otro característico producto de la bodega). Tierra de Cubas, creada en 2007, elabora los vinos de la más alta calidad y prestigio internacional. Bodega Particular ofrece desde 2014 una gama de vinos de producción limitada, inspirada en los antiguos viticultores, cuando separaban vino para su consumo privado.

La última incorporación al grupo ha sido Bodega Verde, que en 2020 sumó una línea de vinos ecológicos, tras la adecuación de
terrenos y bodegas para conseguir la certificación del Comité Aragonés de Agricultura Ecológica. Con 310 hectáreas, se trata del mayor viñedo ecológico de Aragón, ahondando en el cuidado medioambiental como una de las grandes apuestas de futuro.

Por su parte, la bodega originaria reúne las marcas más conocidas y populares de San Valero, como Don Mendo, Monte Ducay o Marqués de Tosos,

así como vinos de autor, como 8.0.1, que nació en 2004 para celebrar su 60 aniversario.

Solo en los últimos cinco años, la calidad de toda esta gama ha sido reconocida con más de cien premios y medallas en concursos internacionales como Garnachas del Mundo, resaltando que es la bodega de la D.O.P. Cariñena más laureada con su uva más característica, la garnacha. También reconocidos críticos especializados como James Suckling han aplaudido los vinos de San Valero.

Tras celebrar en 2020 sus 75 vendimias, la bodega sigue trabajando en su expansión y en los nuevos retos del mercado. “Como se ha ido haciendo desde los orígenes, porque sabemos elaborar vinos y siempre con la misma vinculación al territorio”, resalta el responsable de Marketing.